Arquitectos

Triunfo silencioso con el nuevo diseño de los museos de arte de Harvard

Escrito por Lurdes

En la superficie, el diseño de un nuevo museo de arte para la Universidad de Harvard es tan sencillo que suena como parte del plan de estudios de la universidad en sí. El programa se ofrece al tipo de espacios luminosos y espaciosos que los arquitectos sueñan con crear.

Este lugar dentro del campus promete un tráfico constante y comprometido, pero a pesar de todas las ventajas aparentes, el camino hacia la realización de los Museos de Arte de Harvard era falsamente complejo, ya que se tardó unos seis años en terminar.

La primera pista se encuentra en el nombre extrañamente plural de la estructura: Harvard Art Museums.

El edificio es en cierto modo, tres edificios diferentes pero unificando múltiples colecciones que antes eran distintas bajo un mismo techo. La ubicación conjunta de las colecciones de arte germánico, asiático y norteamericano de Harvard (por no mencionar las instalaciones dedicadas a las becas en arte y conservación), significó no sólo acomodar cada colección sino racionalizar las organizaciones establecidas.

Donde antes las cosas eran individuales ahora se comparten. La arquitectura tenía que facilitar una curva de aprendizaje social no muy diferente a la que se suele dar en las residencias universitarias cercanas.

El nuevo diseño puede haber hecho compañeros de habitación a las diferentes colecciones allí mostradas, pero también tuvo que lidiar con el desafío de hacerse cargo de un sitio existente.

El esquema de RPBW tuvo que funcionar dentro de los estrictos límites del Museo Fogg, un diseño protegido de estilo georgiano de la década de 1920 de Coolidge, Shepley, Bulfinch y Abbot.

El edificio no podía volver a vestirse por sí solo, ni había muchas oportunidades de expandirse hacia el exterior, así que en vez de eso, se fue elevando añadiendo varias zonas tanto de espacio como de luz.

Es un movimiento poco llamativo que apenas se nota desde el nivel del suelo, pero que sugiere la voluntad de formar parte de un campus en lugar de ser una pieza independiente.

En un campus donde todo es especial, el edificio parece entender el valor del campus y cuyo lema es “aprendemos mejor cuando aprendemos juntos”.

En el interior, la analogía del campus se acentúa aún más

Los espacios interiores se organizan alrededor de un patio central existente  y la mayoría de los visitantes atraviesan el espacio varias veces durante una sola visita, pareciera como si estuvieran saltando de clase en clase.

Las colecciones y aunque todavía separadas, están entrelazadas por una circulación que sugiere en lugar de dirigir y es que los visitantes pueden elegir su camino y aprender como quieran.

En los Museos de Arte de Harvard, el motivo de la estructura expuesta es tan sutilmente manejado y a estas alturas tan aceptadas, que pasa casi totalmente desapercibido.

El libre flujo del espacio fomenta (si no facilita) el libre flujo del pensamiento.

casas prefabricadas descarga gratis

¡SUSCRÍBETE GRATIS A LA LISTA DE CORREO!

Recibirás todos los posts de Casas Prefabricadas Top en tu email y podrás descargar nuestro ebook, "Casas Prefabricadas: La Guía Definitiva"

¡Enhorabuena! Ahora sólo tienes que confirmar el correo que habrá llegado a tu bandeja de entrada y podrás descargar nuestro ebook: "Casas Prefabricadas: La Guía Definitiva"

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies